En vacaciones, no habrá paz para los guionistas

Ernesto Echevarría salió de Santiago de Compostela a finales de julio, y volvió el día 23 de agosto convertido en las hermanas gemelas, Daniela y Gabriela, dos rubias despampanantes, sin compasión y con sed de venganza.

Este verano, nuestro curso on line se ha tomado un mes de vacaciones, pero los guionistas potenciales no han parado. Unos cuantos, unas cuantas, de viaje o no, han cruzado agosto con el cometido de trabajar en una primera versión de su cortometraje.

guionista-en-verano

Y con la vuelta, una pregunta recurrente, ¿hasta dónde puedo hacer cambios en mi cortometraje? Este post intenta contestar a esa pregunta.

La respuesta está clara: hasta donde tú quieras, es tu guion.

Si te has marchado de vacaciones con una escaleta, probablemente tengas algunas propuestas de cambio y antes de escribir debes pensar cuáles llevar a cabo y cuáles no. Habremos intentado buscar las debilidades de tu historia y la tarea es decidir cómo solucionarlas; puede que tengas que encontrar una resolución menos casual, o que tu trama pida a gritos un giro imprevisible. Quizá debas construir una situación más visual para ahorrar explicaciones de esas que empantanan la recta final de tu cortometraje.

En esta fase son frecuentes dos problemas: el exceso de perfeccionismo y su contrario, las pocas ganas de enfrentarte a preguntas hasta el final, con todas sus consecuencias y no parar hasta que la respuesta y su traducción dramática te convenzan al cien por cien. El resultado es la parálisis, ¿te tienes que preocupar? Si. Preocúpate mucho porque no te pasará solo en los inicios de tu trayectoria como guionista. Te ocurrirá hasta el final de tus días, así que ya te puedes ir acostumbrando. Pero no dramaticemos. En el fondo los mayores problemas son también poderosos estímulos.

Después de un duro proceso o quizá en un momento de relax, viene a ti la idea genial que buscaste unas semanas antes y no conseguiste encontrar… Pero, ¿y si la idea lleva consigo cambios muy significativos en la trama?

Puede que vuelvas de tus felices vacaciones con un corto diferente. Nuestra tarea entonces será acabar el anterior y después, cuando finalices el curso, enhorabuena, ya tienes una nueva historia en la que trabajar.

Otras veces, la idea supone cambios considerables, pero refuerza el espíritu de tu historia , la hace más interesante y el cambio se convierte en una pieza maestra que le da color, profundidad, o movimiento cuando lo necesitaba. Y decidimos en nombre de un bien mayor, sacrificar parte de ese trabajo que has hecho en las fases anteriores de construcción de tu guion .

En este arranque de septiembre me he encontrado finales redondos, arranques aligerados y algún corte milimétrico de 250 palabras . La conversión de Ernesto Echevarría en las dos gemelas que te comentaba al principio llegó desde un inspirador tren que llevaba a Cristina, su autora, de San Petersburgo a Moscú.

Además de estas dos hermanas llegadas del frío que nos presta Cristina para el post, Uriel, nos ilustra con otro ejemplo. Su tarea era mostrar la razón por la que Hugo, su personaje principal, le quita la novia a su mejor amigo la mañana misma de la boda. Tras un fin de semana en El Escorial, Uriel volvió con una subtrama que no aguantó la primera semana de septiembre: alargaba demasiado el corto. Sin embargo gracias a esa búsqueda, Uriel acabó encontrando una forma más rápida y eficaz de mostrar las motivaciones en el arranque del cortometraje, durante despedida de soltero del desafortunado amigo.

Contra todo pronóstico, la conversión de Ernesto Echevarría en las hermanas Daniela y Gabriela ha sobrevivido al verano. Cristina consiguió su objetivo: mostrar dos caras de una misma motivación. Además el corto tenía un punto cómico y algo absurdo que salió reforzado.

Cuándo estés solo/a y te enfrentes a un cambio de estas características, distánciate y simplemente decide si los cambios que se tan ocurrido en el chiringuito de playa, en el condado de Galway o en una Quinta de Tavira hacen mejor tu historia . Puede que te equivoques en tu decisión, pero en el curso, cuando revisamos juntos, también podemos equivocarnos.

Quédate con un consejo: nunca agravies a un amigo en tu despedida de soltero.

Autor: cadelcobre

Documentalista, guionista y profesora de guion

2 comentarios en “En vacaciones, no habrá paz para los guionistas”

  1. Hola Cari!!! No sabes cómo me alivia saber que no soy el único que vuelve de vacaciones con cambios locos. No sé si te acuerdas, soy Romano, acabé el curso en mayo. en el corto que estaba haciendo en el curso me pediste profundizar en la relación de amistad y volví de Semana Santa con diez minutos más de corto (el del tío vivo). Al final en la revisión conseguimos “meter la tijera” y dejar lo interesante sin rollos.
    Estamos editando el corto ya, que no te lo he dicho. Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s